Elvira

    Elvira despierta y Gustavo ya no está, la búsqueda del hombre que durmió los últimos doce años a su lado se convierte en una búsqueda incansable, un laberinto de mentiras.

    En esta travesía ella encuentra situaciones jamás imaginadas, nuevos personajes que giran alrededor de su vida. La mentira se apodera de sus pasos y en la búsqueda de Gustavo solo empieza a encontrarse más vulnerable, más amada, más caótica y más extraña.

    Y como dice el refrán, el que busca encuentra y ahí estaba ella y ahí estaba la carta.